lunes, 19 de marzo de 2007

NUBES...





Las nubes son ambivalentes... como las personas.
A veces se nos cruza una nube y parece que nos quita la luz y la oscuridad que produce nos agobia con su abrazo frío...Pero si sabemos esperar, quizá en poco tiempo nos dé la lluvia deseada, fuente de vida y futuro. Y quizá entonces el frío se torne esperanza, la negritud se cambie en claridad y la humedad haga germinar la vida que continúa viva.

5 comentarios:

Conral dijo...

Una vez más estuviste atento a hacer eterno un paisaje de nubes y cielo precioso, y tus palabras totalmente acertadas.
Gracias. Yo también quiero seguir mirando el cielo.
Un beso.

Diamantina dijo...

Las nubes toman formas. Mi abuelita-vivíamos en el campo-cuando veía una nube con forma de palma decía que había muerto un niñito. Supersticiones aparte, es interesante encontrar formas en las nubes.

Gracias por traernos estos reencuentros con la naturaleza.

Un fuerte abrazo. Melba

Clavedesol dijo...

Las nubes....las que más me gustan son esas, que en verano, cuando el cielo es de un azul intenso , aparecen, semejantes a bolas blancas de algodón y desearías poder estar entre " nubes" (no en las nubes) y contemplar el mundo desde ahí.
C´est joli tout ce que tu écris, bises.

Meli dijo...

Felicidades, Paco. A mí las nubes me gustan ..... todas!. Las blancas, las grises, las rosáceas, las de color carmín, las que llevan amarillo Nápoles y hasta las que tienen toques verdes. Sin olvidar, las malvas. Que no os lo creéis?? Mirad, mirad al cielo y observad!!! Besotes.

Eduardo dijo...

Yo, de niño, observaba las nubes y siempre se me hacian formas diferentes. Y dibujaba con ellas en el cielo, diferentes escenas, donde mounstros, personas, animales y plantas convivían.
Recuerdos de niñez.
Un abrazo