viernes, 12 de octubre de 2007

OTOÑO





Pasa el tiempo. Pasan los años. Pasan los instantes. Y siempre llega otro momento.
Hoy me remangué y busqué en el fondo de la taleguita y, entre algunas cartas con franqueo de 3 pesetas (timbre con rostro olvidado), me encontré estas palabras. Las pongo aquí para compartirlas y no dejarlas en el olvido (en mi propio olvido). Las escribí al final de una primavera, cuando corría el año 1978.

Las calles, por las aceras,
empezarán cubrirse
de hojas ya grises y muertas.
De monotonía pálidos,
se irán por entre las eras
los caminos de Castilla.
Y Córdoba, tan chiquilla,
está llorando sus penas.
Perdió la luz de sus flores,
de sus patios y macetas.
Ya no hay blancas celindas
ni claveles en las verjas.
¡Qué malito que es el tiempo
de sonrisas y lamentos!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Poco dire,solo que pasear por la Taleguita y ver algo nuevo,es un placer.
Besitos.
Lucero

Melba dijo...

Bienvenido a la Taleguita ¿eh? Te extrañaba. Tristes palabras, pero la tristeza nos sirve para valorar los momentos felices. Un abrazo

Saludos♥

Conral dijo...

Me uno a las felicitaciones anteriores y te animo a que sigas remangándote y sacando tus poemas o tus momentos, de antes o de ahora, qué más da. Lo importante es que tienes a gente que te espera, que te aprecia.
Un beso.

Eduardo dijo...

Por suerte haz continuado !!!
Bello poema, bella foto. Triste poema, foto que concuerda....Pero la vida nos sigue dando instantes maravillosos para seguir, ADELANTE !!!

Clavedesol dijo...

Espero que el " duende" de la TALEGUITA, haya finalizado sus vacaciones y podamos disfrutar con sus aportaciones, no me extraña comprobar que ya por el año 1978 apuntabas buenas maneras.
Como siempre un placer visitar este rincón.
Bises

Javier dijo...

que bueno que conservas estos escritos, un abrazo

DePaco dijo...

Desgraciadamente no todo se guarda... Javier.
Gracias por tu comentario.