sábado, 27 de octubre de 2007

PETITE HISTOIRE (futuro deseado)





El viejo estaba sentado en su viejo sillón. Nada perturbaba su sueño de ojos abiertos. Ningún ruido alteraba su descanso, siempre merecido.
El tiempo pasaba sin estridencias ante su tierna mirada.
Sobre las arrugas sinuosas de sus manos, a veces se detenía un insecto impertinente, pero ni eso lo enfadaba. Con un suave movimiento lo espantaba y el bicho comprendía.
Su mirada no buscaba la novedad del pájaro recién posado en la rama del naranjo cercano. Ni siquiera esa hilera de hormigas que dibujaban carreteras interminables sobre la tierra seca. Ni el coche silencioso que pasaba por el camino estrecho, próximo a su casa. Ni el reactor que surcaba el cielo dejando su estela de humo camino de algún aeropuerto, seguro lejano.
Su mirada recorría el espacio exterior, pero casi siempre miraba hacia adentro. Y como en una sala de cine, proyectaba en la pantalla de su alma recuerdos, silencios, ruidos, caras y cuerpos... de su pasado.
El viejo vivía feliz contemplando a la vez que se sentía acariciado por la brisa de la vida que, regalándole momentos, cariñosamente lo contemplaba. Esa brisa y su sillón eran los únicos hilos que lo unían a ese otro mundo en el que él antes tanto había trabajado, tanto disfrutado, tanto sufrido...
Ahora, a sus más de 80 años, sólo quiere estar sentado en su viejo sillón, seguir recibiendo el dulce regalo de la vida y releer los pasajes de los recuerdos escritos y guardados en su memoria. Y…quizá, que alguna mano amiga le acaricie su frente o, tal vez, que una voz cercana llena de cariño, lo abrace incluso con silencios.


(Si le temo a los renglones cortos, más le temo a los largos, pero hoy, después de haber saboreado unos cuantos de altramuces, me sentí valiente, así que para algo sirven los chochos).

9 comentarios:

Melba dijo...

Bonita narración. Felicitaciones y que el futuro deseado se cumpla.

Un abrazo♥

Clavedesol dijo...

Sabes, tus renglones, cortos o largos siempre están muy "derechos".
Este relato llena de ternura el corazón.
C'est une très jolie petite histoire.
Bises mon cher ami

inascamu dijo...

Precioso relato. Conmovedor.
Es un placer leerte, como siempre.
Besos

Conral dijo...

Me gustan tus relatos y tus poemas. Ojalá sigas escribiendo tb desde ese sillón con el que envejeces y yo que lo lea (o que lo vea...)
Un abrazo.

Eduardo dijo...

Maravilloso relato.
Felicitaciones Paco.

walada dijo...

1er día de 2008. Somnolienta aún tras una noche de tragín, tras encender el PC, he decidido asomarme a tu taleguita a ver q había de nuevo. No encontré aún nada que no haya leído. No hay problema, escribir es muy dificil y no siempre nos asisten las musas. Asiq en este precioso relato que leí en su día aunq no te lo comenté porque iba deprisa, hoy, con ritmo más pausado, te dejo mi admiración hacia tu arte y además mis deseos de goces y venturas para ti y los tuyos en este año y en futuros venideros. un abrazo de tu amiga maría.
P.D. a ver si escribes la historia de tu rosal, yo q la sé, doy fe de que merece la pena. Los que te leemos, la esperamos. >;o]

Cecilia dijo...

Genial,precioso,un saludo

Javier dijo...

HOLA PACO, LOS CHOCHOS SIEMPRE HAN SIDO FUENTE DE INSPIRACION.
SEGURO QUE LOS SEGUIREMOS COMIENDO HASTA LLEGAR "AL FUTURO DESEADO" UN ABRAZO

Anónimo dijo...

Hello, as you may already noted I'm new here.
Hope to get some help from you if I will have any quesitons.
Thanks and good luck everyone! ;)